La Comisión Nacional Honoraria de Zoonosis (Comisión Zoonosis) funciona en la órbita del Ministerio de Salud Pública, teniendo a su cargo el combate de las enfermedades que pueden trasmitirse entre un animal y una persona. Se reconoce inicialmente por su accionar en relación al quiste hidático, y atiende actualmente todas las enfermedades trasmitidas por perros o gatos (rabia, toxoplasmosis, toxocariasis, leishmaniasis leptospirosis. etc.), o por otros animales.  Su principal fuente de ingresos es a través de la venta de patente de perros.